La nueva normalidad ha generado un proceso de adaptación en todos nosotros, los más chiquitines han tenido una tarea más compleja ya que a su edad es difícil comprender por qué hay un enemigo invisible que nos pone en alerta a todos. Sin embargo, desde nuestra institución hemos logrado transmitir el mensaje de prevención y cuidado en cada niño y niña para que interioricen los protocolos y no lo vean como una obligación sino como una medida necesaria para cuidarnos entre todos.

Por tal motivo, desde nuestra institución creamos protocolos altamente certificados por la Secretaría de Educación con el fin de mantener seguros a nuestros querubines dentro y fuera de la institución. Contamos con zonas de desinfección especializadas para que los niños y niñas tengan un lavado de manos cada dos horas y con todos los cuidados pertinentes, así mismo, amplias y especializadas aulas con el fin de asegurar el distanciamiento necesario y la renovación del aire tan importante para evitar la propagación del virus. Somos uno de los pocos jardines que ya cuentan con una modalidad de aprendizaje en alternancia de acuerdo a los protocolos de bioseguridad, esto nos permitirá recuperar gradualmente la normalidad y, sobre todo, fortalecer las habilidades afectivas y sociales tan importantes en la primera infancia.

Comparte en tus redes
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email